Entradas con la etiqueta 911

997, II parte

En este caso la segunda parte es mejor que la primera. El 997 serie II goza de más personalidad y espíritu 911 que su predecesor. ¿Los motivos?, prestaciones, imagen e innovación.

En prestaciones, los motores reciben un significativo aumento de potencia: de 325 a 345 cv. las versiones Carrera y de 355 a 385 cv. los S. No se alteran los turbo, y GT’s. Así, el 911 Carrera S hace el 0-100 en 4,7 seg. y su velocidad punta supera los 300 km/h. por primera vez en la historia de esta versión. No está mal para un “básico”.

En imagen porque desde 1998 -año de comercialización del 996- la trasera apenas había sido modificada. La actual destila personalidad y deportividad. Además, Porsche había desterrado en el 997 I el deflector trasero que une los pilotos en los 4S, sello inconfundible de estas versiones en particular y del modelo en general.

 

Innovación porque el cambio PDK supone -o debería- el mayor salto tecnológico del 911 en los últimos 15 años, desde la llegada del 993. PDK es el cambio automático de doble embrague que Porche ha desarrollado para dotar al nueveonce de la efectividad y deportividad esperadas. Veremos los resultados, de momento los especialistas coinciden: el mejor cambio deportivo en un coche de estas prestaciones.

El concepto 911

Lo dijo bien claro Manuel Manquiña: el conceto es el conceto.  Y el del 911 es sencillo.

Se trata de un modelo deportivo con distintas versiones. Esencialmente un Carrera 2 cabrio automático es el mismo coche que un GT3 RS. Las especificaciones, los materiales de algunos componetes, el motor, los elementos de desgaste y el planteamiento son diferentes. Pero el modelo es el mismo. Si uno entra en el configurador de Porsche.es, puede construir desde un Carrera 2 hasta un GT2, prueba evidente de lo anterior.

Todo esto viene a que en fechas recientes leo atónito cosas como:

“La revista Road & Track ha enfrentado, por primera vez en los USA, al Nissan GT-R con dos de sus máximos adversarios, el Porsche 911 Turbo y el Chevrolet Corvette Z06, y parece que estos dos van a tener que respetar al japonés. Las últimas palabras del vídeo lo dicen todo: “Este es el coche actual más divertido que hemos probado nunca”. Claro y conciso. Además, hay que tener en cuenta que les metió 5 segundos por vuelta en la prueba de circuito, y eso que estamos hablando de dos todopoderosos en este ambiente.”

Este artículo está sacado de la web www.motorpasión.com . En la revista Road & Track -nunca tiraré el dinero comprándola- o bien son unos fans del GT-R o quien lo redactó tenía un mal día. Ya puestos, podían haber elegido para la prueba un  Carrera-4 cabrio automático.

No voy al caso de que un GT-R sea más rápido o más lento que un 911, o que un Corvette con suspensión trasera de ballestas sea más o menos eficaz que un 911 turbo. Sino a que Porsche fabrica versiones del 911 suficientes como para defenderse en la mayoría de los terrenos con soltura. El circuito no es una excepción.

Si lo que queremos es justificar que por menos precio hay opciones mejores, pues nos hacemos amigos de los de Road & Track y a vivir. Pero si lo que queremos es dar información lo más precisa posible para alguien que se esté planteando la compra de un superdeportivo, entonces hay que elegir bien qué comparamos. En este caso, los amigos americanos deberían haber elegido para Porsche el GT2 o un GT3 RS, específico para circuito. Luego el reultado puede ser el que sea, pero esa y no otra es la comparativa más precisa.

Hay mucha diferencia de dinero entre un GT2 y el resto. Bueno, ese es el precio que Porsche pone a su producto. Mejor  para ellos, menos coches venderán y más exclusivo será. También la hay entre el GT-R y el 911 Turbo que comparan y no parece que les haya importado mucho…

Porsche way

 

A lo largo de la historia del automóvil, los fabricantes han escuchado a la gente para saber qué fabricar y cómo venderlo. ¿Todos? No, por fortuna. Hubo algunos que decidieron ellos mismo qué iban a fabricar y cómo lo iban a vender. De todos ellos, el único que ha llegado hasta nuestros días es Porsche.

Y hablar de Porsche es, sobretodo, hacerlo de un mito circulante: 911. Obviamente todos sabemos que hubo y hay otros modelos de la marca, pero no nos engañemos, cuando uno oye “Porsche” su foto mental es siempre la misma. Y no es casualidad ni coincidencia. 40 años es mucho tiempo.

El nueveonce es el paradigma del camino Porsche. En uno de los vídeos colgados en la comunidad “nueveonce”, el del 996 turbo, hay una frase que lo resume muy bien: “…building something that no one has said they need…” Nadie necesita un coche así, porque la razón no va de la mano de la pasión. El nueveonce fue concebido desde el corazón por un soñador, alguien que imaginó una manera diferente de sentir al volante. Y a fe que lo consiguió.

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT